miércoles, 7 de enero de 2015

Reseña: La ciudad de la bruma, de Daniel Hernández Chambers.

Título: La ciudad de la bruma.

Autor: Daniel Hernández Chambers.

Saga: No.

Páginas: 171

Editorial: Versátil Juvenil.

Encuadernación: Tapa blanda con solapas.

Adaptación cinematográfica: No.




SINOPSIS

Londres, finales del siglo XIX. Al caer la tarde, la bruma desciende sobre la ciudad y las siluetas de los edificios y de las personas se difuminan. Allí donde mires puedes descubrir fantasmas. En la oscuridad acecha el mal.
Varios personajes deambulan por las calles: una joven perdida, un hombre al que acusan de ser un monstruo, un asesino y un muchacho que busca un recuerdo.


PRIMERA IMPRESIÓN NADA MÁS TERMINAR EL LIBRO


dafuq did I just read


OPINIÓN PERSONAL

No estoy segura de cuándo me compré este libro, si el año pasado a principios de verano, o cuándo exactamente, pero el caso es que no tenía pensado hacerlo. No en un principio. No porque no me llamara la atención, sino porque no había oído hablar de él en ningún momento, así que no tenía la más mínima idea de lo que iba. Sin embargo, me llamó la atención por su portada, la cual me hizo pensar inmediatamente que se ambientaba en el Londres victoriano (cosa que me encanta ver en los libros, Londres y época victoriana). No sé por qué, pero también pensé que, en una primera impresión al ver la portada, podía tratarse de un libro de misterio y paranormal, así que finalmente decidí echarle un ojo a la sinopsis, y me llamó la atención lo que leí. Recuerdo que no sabía cuál comprarme, si ese o Hyde, y al final terminé con este. No sé si escogí correctamente, pero lo cierto es que me esperaba bastante más de este libro, y como muchos otros, me decepcionó. Y creo que fue, en parte, porque había interpretado la sinopsis de otra manera distinta. No sé si los que habéis leído el libro estaréis de acuerdo conmigo o no en ese sentido, pero creo que la sinopsis no da realmente la idea que debería dar sobre el libro. Es decir, parece otro completamente distinto. Parece un libro de aventura, misterio y paranormal, cuando en realidad lo único que tiene realmente es misterio, pero paranormal... Que no, vaya. Para nada.


Yo al darme cuenta de que no estaba siendo como yo esperaba.

El libro trata de un chico, William, al que se le acaba de morir el padre en una explosión y por tanto ha heredado sus empresas y riqueza y todo eso. Está solo, puesto que es el único heredero de la familia Ravenscroft y, la criada, que era como una madre para él (ya que su padre nunca le hizo mayor caso y su madre biológica creo que desapareció o los abandonó o algo de eso), también había muerto recientemente. Segundos antes de morir, la criada nombra a una chica, Elizabeth, su hija y la compañera de juegos de William cuando eran pequeños. William, sin saber adónde se había ido Elizabeth ni por qué (puesto que desapareció un día repentinamente de la mansión), decide ir a buscarla y comunicarle que su madre ha muerto. Blablablá, en medio de su investigación por saber de Elizabeth, William hace dos amiguillos, blablablá, y por otra parte, hay un asesino suelto que está matando mujeres, lo cual conlleva a que los tres mosqueteros se interesen por el caso (bueno, mentira, solo uno se interesa por él, pero arrastra a los demás consigo).


Aquí la escena del Capítulo 3 en la que los Spice Boys deciden ponerse en acción.
Lo cierto es que los personajes me han dejado entre indiferente y algo decepcionada también. Empezaré por el protagonista, William Ravencroft.

Esta era mi reacción la mayoría de las veces que le pasaba algo nuevo.
Si bien es cierto que se puede observar cierta evolución pequeñita a lo largo del libro, no sentí una mínima simpatía por él. Me resultaba indiferente el personaje e irritante el hecho de que no consiguiera averiguar mucho sobre él realmente. Simplemente es un niño rico que nunca consiguió llamar la atención de su padre al que se le acaba de morir la criada, que era como una madre para él. Y ya está.

La profundidad de este personaje es... Es simplemente... Cegadora. De verdad que sí.

Después está Gregory, el primer amigo que hace William durante la historia, un poeta que vive en las calles más pobres de Londres y que trata de, además de conseguir comida y refugio cada día, buscar una musa que lo inspire de nuevo, perdida ya desde hace mucho tiempo, al igual que su hogar. Este personaje sí me cayó muy bien nada más conocerle, tenía algo que hizo que conectara rápidamente con él, no sé. Carisma, quizá. Si ya de por sí me gustaba mucho el personaje, su historia, pese a que no es que me conmoviera, hizo que me gustara aún más. Y si hubiera seguido así durante toda la historia, quizá hasta le habría dado mejor nota de la que le voy a poner, pero el caso es que, por desgracia, creo que no se le dio mucha... importancia. O quizá es que dejó de perder carisma durante las páginas, no estoy segura. Que no se le dé tanta importancia como por ejemplo al protagonista supongo que puede ser normal, porque es un personaje secundario, pero al ser mi personaje favorito de la historia (y, básicamente, el único que me caía bien, puesto que los demás no me despertaban absolutamente nada -a excepción de una ligera irritación por el hecho de que no me causaban nada-), me decepcionó ver como el personaje flojeaba y no me seguía transmitiendo lo mismo que en un principio. O quizá creí ver que perdía protagonismo, no lo sé. Lo cierto es que no estoy segura realmente de lo que me ocurrió con el personaje, pero de un momento para otro empezó a dejar de gustarme tanto, y eso me pareció decepcionante, porque me estaba encantando.

Y por último está Joseph. Un hombre con el cuerpo y cara deformados debido a una enfermedad, el cual ha sido rechazado durante toda su vida por todo el mundo (a excepción de un doctor que lo encontró y lo cuidó), pero que, sin embargo, no guarda ningún rencor a nadie. No siente odio hacia las personas por despreciarle por su aspecto, ni tristeza. Simplemente lo comprende. Comprende que no quieran acercarse a él por cómo se ve, y decide dejarlo estar y no enfadarse, sino aceptarlo y seguir siendo amable con rara persona que se le acerque.

really
Supongo que debería causarme ternura por el hecho de que aun con todo lo que le ha pasado durante toda su vida (el rechazo social por parte de todo el mundo por su aspecto, su enfermedad, creo, inexplicable y sin cura hallada...), siguiera siendo igual de amable y simpático con las demás personas, pero...


are you freakin' serious, mate

Me causó absoluta indiferencia tirando a irritación. No porque me irritara el hecho de que no me causara nada, como me pasó con William, sino porque me parecía... un poco surrealista y estúpido, no sé. Lo noté como si el mensaje que se estuviera transmitiendo (sin siquiera pretenderlo, probablemente), fuera la aceptación de que te rechacen por tu aspecto. Que a ver, la reacción por parte de las demás personas me parece normal (porque, venga, seamos realistas, ¿quién no ve a alguien con varias deformaciones por todo el cuerpo y en la cara y no se impresiona en un primer momento ni un poquito?), pero no su reacción. No la de Joseph. Podrá enfadarse o entristecerse, pero no creo que la primera reacción sea comprensión. Puede que comprensión momentos más tarde, mientras se autocompadece, pero no en un primer momento. Que no, que no me lo trago. Así era como me lo imaginaba yo:

 *Joseph sale un momento a la calle*

Cualquier persona que pasa por ahí:


Reacción de Joseph:



Cualquier otra persona:



Joseph:



Otra persona:


Joseph:




Yo:



Pero bueno, si aparto eso, el personaje me resultó tan indiferente como los demás.
¿Qué más? Ah, sí, el final. Dioses. El final. Creía que iba a ser algo sorprendente o que, al menos, me gustara tanto que me hiciera cambiar mi punto de vista acerca del libro. Que mereciera más la pena, no sé. Pero no. El final me pareció incluso peor. Os lo explicaré de otra manera. Esta era yo en las primeras páginas del final:

Ajá, veamos con qué me sorprende el autor...
Y al acabar el libro:

¿...Y bien?
Y es que el final me pareció uno de los más predecibles que he leído en mucho tiempo. En parte es debido a que, por una parte, el autor daba muchas pistas acerca del final, cosa que no me gustó. Si al menos me hubiera entretenido creando teorías sobre el final... Pero es que no. Es que ni siquiera me entretuve en eso. Simplemente supuse sin mayor esfuerzo cómo acabaría el libro, y fue exactamente así como terminó. Y eso me molestó mucho, ya que aún guardaba una mínima esperanza de que el libro acabase dejándome una buena sensación, haciéndome saber que mereció la pena comprar el libro, pero no lo hizo.


Así estaba yo hablándole a William al final.

Además de eso, nada más cerrar el libro, sentí una sensación de decepción e insuficiencia, pero no por el final (que también, pero no era lo principal por lo que me sentía así), sino por el libro en general. Por la trama, que me parecía en un principio que podría estar muy bien y que terminó convirtiéndose en... esto. Por la conclusión final del libro y la idea general del libro, que me pareció de lo más simplona y aburrida.

Y por último, hubo otra cosa que me molestó también, y es que no se explicó cierta cosa, que, a mi parecer, no tiene mucho sentido. Es un spoiler, así que... SPOILERSPOILERSPOILER Si tanto se esforzaba el padre en que nadie lo descubriera, ¿por qué, finalmente, decide mostrarse como si nada ante su hijo? ¿Por qué en ese momento y no antes? ¿Por qué no después? ¿Por qué decidió que William, su hijo, descubriera que realmente él no había muerto? No es que William entrara por accidente y lo pillara sin más... Es decir, en un principio sí se metió a "investigar", ya sabéis, y podría haberle pillado por accidente, pero entonces el mayordomo le cerró la puerta, haciendo que solo pudiera avanzar hacia delante, y, ya por ende, descubrir a su padre, lo cual me hace pensar que ese plan fue idea de ambos. O quizá solo del mayordomo, no sé. Si el padre no hubiese querido mostrarse ante su hijo en ese momento, y el mayordomo fuera consciente de ello, perfectamente habría podido parar a William y a su hermana. Pero no, les cerró la "única" (porque creo que después el mayordomo entró por otra parte, pero no lo recuerdo bien) salida. Qué bien hilado está todo, ay parfavá'. FIN DEL SPOILER. 

En conclusión, el libro podría haber dado, en mi opinión, mucho más de sí y podría haber tenido personajes mucho mejores, pero no fue así. La historia me pareció de lo más simplona y, el final, terriblemente predecible. Así que, mi puntuación es de...


7 comentarios:

  1. Por la sinopsis y la portada, prometía. Pero cuando he visto que tenía 171 páginas... demasiado corto para contar algo interesante. Y, efectivamente, tu reseña me da la razón XD

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Me llamaba por el título y por la portada. Prometía... hasta que leí tu reseña. Puede que si lo vea lo lea pero... no es algo que me llame ahora mucho la atención!

    Genial reseña! Me encantan los gifts! xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero si la reseña es una puta mieeeeeeeeeeeeeeeeerda,no sabe ni escribir en solo un tiempo verbal xD

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Yo estoy buscando este libro, porque me gustó Un fragmento de noche en un frasco y no hay forma... ni de segunda mano :S Aunque ahora con tu reseña ya no sé si merece la pena mi búsqueda.

    Por cierto, te sigo desde http://eltiempoliterario.blogspot.com.es

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...